¿Cómo explicarle a mi hija de 3 años que nos matan por ser mujeres?

El pasado 19 de octubre se proclamó #miércolesnegro. Desde plataformas feministas de todo el mundo se convocaron concentraciones, proclamas y manifestaciones para denunciar una vez más el feminicidio que día a día sufrimos en el mundo en que vivimos.

Y es que, en Argentina, una niña de 16 años ha sido asesinada brutalmente y sus heridas fueron tan sobrehumanas que murió incapaz de soportar el dolor. La drogaron y empalaron hasta la muerte.

¿Cómo te explico esto, Zoe?

Estuve decidida a asistir a la concentración que se dio en Madrid como repulsa hacia éste y tantos otros miles de feminicidios que se dan a diario en el mundo. No tenía con quién dejar a Zoe y pensé en llevármela. Pero finalmente decidí que no. Todas vestiríamos de negro y gritaríamos “¡nos queremos vivas!”. Pensé que en su pequeña mente pura como el sol, no cabría esta realidad…

mama-por-que-vamos-todas

Todas estas preguntas asaltaban mi mente. Me imaginaba a Zoe, con la curiosidad que la caracteriza, preguntándome a cerca de todo lo que allí sucedería. Sus tres años y medio hacen que en este momento ¡quiera saberlo todo! “¿Dónde va el agua que cae por el desagüe?, ¿cómo funcionan las pilas?, ¿Por qué hay nubes de diferentes colores?, ¿qué hacen las hormigas cuando entran en sus agujeros?, ¿Cuándo vas a volver?, ….

A todo esto puedo contestarte ahora, o encontrar a tu lado una respuesta, pero cómo responder al ¿por qué nos matan?

Necesito que tu mundo sea un lugar amable todavía, quiero que vivas en ese lugar donde las mujeres son libres, donde las niñas no tienen miedo. Ése en el que vives ahora. No quiero sacarte tan pronto… Hay mucho tipo de violencia en el mundo, sí. Pero una que te afecta tan directamente, que atenta contra tus derechos humanos, que discrimina tu esencia y te deja en un plano muy inferior, que está además en todas partes y con la que te toparás antes de darme cuenta, en la escuela, en la calle… (si es que no te la has topado ya). ¡Qué tontería! Clatro que te la has topado. Recuerdo más de una escena en la que ya de bebé alguien comentaba “niña y pelirroja. Va a tener más peligro…  a esta la vais a tener que atar en corto” (…)

Cómo explicarte que

  • cobrarás menos que tus compañeros de clase
  • te someterás a discriminación laboral en edad fértil
  • puede que te llamen marimacho si juegas al futbol en el patio del colegio
  • puede que te llamen puta si enseñas demasiada carne
  • puede que te llamen puritana si vistes con cuello alto
  • el por qué llevarás las llaves entre los nudillos a modo de arma, de vuelta a casa tras un concierto
  • serás acosada por la calle día y noche
  • el amor romántico es una trampa
  • la exposición de tu vello corporal no la decidirás tú
  • tu cuerpo no te pertenece
  • harás malabares para ser madre y criar como quieras
  • nos matan por ser mujeres

No puedo hacerlo. No ahora. No todavía.

De momento mamá seguirá en lucha contra las violencias machistas, hijas directas del patriarcado, e intentará ser parte del cambio. Lamento no haberte traído al mundo igualitario que te mereces, mi amor. ¿Caminamos juntas para conseguirlo?

#NiUnaMenos #NosotrasNosParamos #StopFeminicidios #MiércolesNegro #MachismoMata #CeroViolenciasMachistas

Si te ha gustado, ¡Comparte!

“Siempre alerta” con la Patrulla Canina

La-patrulla-canina

Buenas,

hoy traigo al blog un grito desesperado ante seis “perretes geniales” que tienen a mi hija literalmente hipnotizada. Entiendo que no soy la única, así que ahí va el tema, a ver si conseguimos acompañarnos ante la fiebre canina.

Mi punto de vista sobre esta serie de dibujos animados (por ordenador) se puede resumir en varios puntos:

  • Conductismo: puro y duro. Si Pavlov sometió a estudio a un perro para demostrar que una conducta de comportamiento se puede llevar a cabo con adiestramiento (recordad que al tiempo que le ofrecía la comida hacía sonar una campana. Tras varios días sólo le hacía falta sonar la campana para que el perro salivara), pues qué mejor que “unos perretes geniales” para lanzar el mensaje a lxs niñxs de que deben obedecer al jefe para conseguir su premio. En cada capítulo el líder, un niño de apenas 10 años llamado Ryder, llama a la Patrulla Canina para solucionar problemas en Bahía Aventura. Los perros estén haciendo lo que estén haciendo, paran su actividad a la orden del jefe y se reúnen ante él para recibir órdenes “Listos para entrar en acción, señor”.
  • Competitividad: En La Patrulla Canina siempre hay que ganar, ser el primero, el mejor. Constantemente estos mensajes resuenan en cada episodio. “He ganado”, “Pienso esforzarme al máximo para ganar la carrera”
  • Sexismo: En el equipo sólo hay una perra hembra, el resto son todos machos y el líder, por supuesto es un niño, no una niña. En algún episodio, Chase, el perro policía, muestra un interés hacia Sky más allá del simple compañerismo. Se nota que “le gusta”, se preocupa en exceso por ella, como si tuviera que salvarla del peligro, cuando ella es igual de hábil que él y demuestra una implicación igual que al resto en cada misión. Sin embargo, ella se ruboriza y le dice “eres muy amable, Chase”. No hay ninguna reacción parecida entre dos perros machos, por lo que se marca el tipo de relación amorosa hetero-normativa, excluyendo al resto. El color de la chica es el rosa.
  • Negación de las emociones: En muchos capítulos los “perretes” se emocionan al salvar a un búho, un bebé murciélago, o una gatita. Cuando les pregunta Ryder qué les pasa, ellos se tragan las lágrimas y ponen excusas del tipo “se me ha metido tierra en los ojos”.
  • Premio-Castigo: El castigo se ovbia, porque está muy mal visto ya. Pero los perros reciben una recompensa tras abordar la misión. “Hoy habéis estado geniales, por eso os merecéis un premio”. Al final de cada episodio todos los cachorros juegan y comen golosinas muy contentos, sin olvidar que sólo es así porque se han sometido a las órdenes de su jefe. Se han portado bien.
  • Pantallas a tutiplén: Todos los personajes de Bahía Aventura tienen una PadPow (como un smartphone) para comunicarse unos con otros y llamar a Ryder en caso de emergencia. Últimamente estoy leyendo “Educar en el asombro”, un libro que habla de la importancia de alejar a lxs niñxs de formas artificiales de realidad para que puedan asombrarse de la vida con sus ciclos y sus ritmos. Pues Bahía Aventura, parece un lugar precioso con mar y montañas nevadas y sin embargo los productos tecnológicos dominan la ciudad. Hasta el pequeño Álex tiene un chisme de esos y llama a Ryder cuando se le acaba la crema de cacahuete. En el “Centro de Mando” donde se reúne la patrulla hay una pantalla gigante donde los perretes esperan las órdenes de Ryder.

¿Y por qué dejo yo ver a mi hija estos dibujos del infierno? Pues, sinceramente, aún no lo tengo claro. Creo que tiene que ver con su cara de felicidad y cómo se troncha de risa al ver a Marshall tropezar con calabazas o cualquier otra cosa. Verla feliz, me hace feliz. Pero si os sirve de ayuda os digo cómo vemos La Patrulla Canina en casa.

  • Siempre intento sentarme a su lado y verlo juntas. Así, compartimos risas y veo cómo reacciona ante lo que ve.
  • ¡Siempre alerta!: ante las cosas que no me gustan le pregunto a mi hija “¿por qué se seca las lágrimas Rubble? Yo creo que se ha emocionado. ¿tú qué crees?”.
  • Concepto de equipo: Si hay una cosa que me gusta de la serie, es que la patrulla es eficaz gracias a que trabajan juntos. A pesar de ser impuesta esa unión, mola el mensaje de “juntos mejor”, cada uno aportando su destreza individual.
  • Cantamos: Me gusta cantar con Zoe las canciones, cambiándole la letra para que el mensaje que le quede sea más respetuoso. Por ejemplo, la canción del final dice “todo es genial, lo habéis hecho bien. En bahía Aventura todos a jugar” ¿si no lo hubieran hecho “bien” no podrían jugar y todo sería una mierda? Mi versión es “Todo es genial, ME LO PASO BIEN, en Bahía Aventura VAMOS a jugar”.

Espero que esta reflexión os llegue y me contéis los trucos que usáis vosotrxs para ver los dibujos de moda. Porque “si tienes un problema, sólo tienes que… compartirlo”

¡Un abrazo a todxs!

 

Si te ha gustado, ¡Comparte!

La canción de la Semana #31: Pequeña gran revolución – Izal

Cada vez este grupo me dice más cosas, me llena, me mueve, me conquista, recorre más partes de mi cuerpo cuando lo escucho… me pone, me pone mucho IZAL, es así.

Y esta canción la tengo que compartir con vosotrxs, ahora, hoy, con unas elecciones generales a la puerta de la esquina y ahora que soy madre y mi hija (toda ella) es una pequeña gran revolución. Ha revolucionado mi vida, mi existencia entera y revolucionará el Mundo a sus pies, si lo desea. Ella merece vivir en un Mundo amable con toda persona (grande y pequeña), donde el sostén a la ma/paternidad, la crianza corresponsable y respetuosa y la educación igualitaria real sean los pilares fundamentales sobre los que heche raíces. Un Mundo sostenible y pacífico, un Mundo libre.

Esta canción habla de la revolución silenciosa e imparable en la que nos encontramos inmersxs. Y yo al cantarla pienso en que la destinataria es ella, mi hija: mi pequeña gran revolución. Mi niña roja, feroz e inocente. Zoe.

PEQUEÑA GRAN REVOLUCIÓN – IZAL
(Copacabana)

Que tu ferocidad me deje huella, 
Que ahuyente mi maldad 
Y aleje bestias. 

Que ponga en su lugar pura inocencia, 
La que hoy cubre tu cuerpo, 
Sin darte cuenta. 

Que hable sin pensar las consecuencias, 
Que digas tu verdad, 
aunque lluevan piedras. 

Que no pierdas esa fe 
Que hoy es eterna, 
Esa forma de no ser consciente de ella. 

Que tu curiosidad no desaparezca 
Y crezca como lo hacen ahora tus piernas, 
Las que te llevarán tan lejos como quieras, 
Comiéndote la vida a manos llenas. 

Bienvenida a casa, 
Pequeña gran revolución, 
Que con tus pasos marcas un nuevo rumbo 
en dirección a nuevas montañas que parecen menos altas 
Con cada palabra que nace en tu garganta, 
pequeña gran revolución. 

Que nadie ose jamás fijar tus metas, 
Que sepas observar y no ver a quien no debas, 
Que aunque me encuentre lejos, 
Me sientas cerca. 

Que la distancia que hay entre nuestras fuerzas, 
Se hará siempre tan ridícula 
Y tan pequeña, 
Mientras los dos sigamos las mismas estrellas. 
Y aunque vueles lejos, 
Tan alto que no puedas vernos, te esperamos dentro, 
Siempre habrá un techo. 

Bienvenida a casa, 
Pequeña gran revolución, 
Que con tus pasos marcas un nuevo rumbo 
en dirección a nuevas montañas que parecen menos altas 
Con cada palabra que nace en tu garganta, 
pequeña gran revolución.

la foto (1)

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Cosas de Navidad…

Llevo unos días sin publicar, pero hoy rompo el silencio del blog para traeros algunas cosas de navidad fáciles de hacer, ideas sencillas para hacer en familia en estas fechas tan chulis para lxs niñxs (nuestrxs hijxs y también nuestrxs niñxs interiores que lo agradecen un montón también, no digáis que no).

  • Aunque un poco tarde os muestro nuestro Calendario de Adviento. Este año lo hemos sacado de esta página tan chuli donde puedes imprimirte los recortables y colgarlos donde quieras. Dentro de cada “casita” nosotras hemos escrito una actividad relacionada con la Navidad para hacer en familia y en esta entrada os cuento algunas de ellas. Nuestro calendario lo hemos colgado en la estantería de la habitación y cada mañana abrimos la casita del día que corresponde:

1449351005157

  • Otra propuesta deliciosa es hacer galletas de avena con formas navideñas. Esta idea la sacamos del grupo de juego basado en pedagogías activas que ofrece nuestra querida amiga Amaya en la tienda Monetes de Rivas Vaciamadrid. Nosotras hemos comprado unos moldes con forma de estrella, corazones y árboles de navidad. Aquí os dejo la receta, es sencillísima de hacer y muy rápida.

Galletas-de-avena-2

  • Un árbol de navidad diferente. Esta idea la he sacado de la escuela infantil donde llevo a mi hija, en la que el equipo educativo un día nos pidió a los padres y madres una foto de familia tamaño 18 x 20 cm. ¿para qué? ¡Sorpresa! Un día al recoger a Zoe nos esperaba en la puerta de la escuela un árbol de Navidad hecho con ramas secas pintadas de blanco y unas bolas de lo más originales: nuestras fotos hechas tiras y ensambladas con alfileres abiertos de bronce. Probad en casa esta idea para decorar vuestros árboles con fotos familiares y buscad entre las bolas a los primos, los tíos, los abuelos…

JPEG_20151205_164513_1409694708

 

1449330090540

  • En este blog no podía faltar la música, así que uno de los días en nuestro calendario de adviento crearemos nuestra caja de villancicos. Esto no es otra cosa que una caja cualquiera (puede ser una caja de galletas vacía, por ejemplo) en la que se meten unos papelitos con dibujos-pistas sobre un villancico concreto. Por ejemplo: el dibujo de una campana para cantar “campana sobre campana”, o el de un pez para cantar “los peces en el río”. Lxs niñxs pueden coger algún instrumento para hacer de percusión y la caja se puede decorar con espumillón o dibujos navideños. El juego consiste en sacar un papelito al azar y entonar el villancico que corresponda ¡A cantar!

round-gift-box-christmas-colorful-stars-circles-1680x1050

  • La próxima actividad se la robé a mi tocaya Beatriz Millán (por cierto: ¿habéis visto el lavado de cara de su blog? ¡A mí me requetechifla! No dejéis de pasar por allí, que tiene infinidad de cositas bonitas relacionadas con la maternidad y la vida familiar en Madrid). El año pasado ya hicimos estos bonitos copos de nieve de papel y este año pensamos repetir. Además de quedar preciosos es una forma más de permitir a nuestrxs hijxs usar las tijeras con supervisión y seguridad. Practicar con las tijeras hace que perfeccionen su psicomotricidad fina y fomenta la autonomía entendiendo conceptos como seguridad con materiales afilados o cortantes. ¡Gracias Beatriz!

captura-de-pantalla-2014-12-09-a-las-0-23-50

 

 

Espero que estas cinco actividades os inspiren y disfrutéis estas fiestas en familia. ¡Hasta la próxima!

Si te ha gustado, ¡Comparte!

III Jornada sobre crianza respetuosa, maternidad y paternidad (Rivas Vaciamadrid)

IIIJornadasCrianza

Por tercer año consecutivo, Rivas Vaciamadrid apuesta por promover modelos de crianza respetuosa en noviembre, mes de los derechos de la Infancia. Y para ello organiza charlas, talleres y actividades en una jornada muy especial.

La idea es crear espacios vivenciales en los que, a través del arte, la reflexión y el intercambio de experiencias se profundice en el significado de la maternidad, la paternidad y la familia. Se entregará certificado de asistencia a la conferencias, emitido por la Escuela Municipal de Animación de Rivas (EMAR). La cita es el sábado 21 de noviembre:

Cantando a Mamá se suma a esta jornada ofreciendo un concierto para familias a primera hora de la tarde (17h.) Como siempre podréis acudir con vuestros bebés y niñxs y llevaros un disco firmado personalmente.

Aquí os dejo el orden del día completo para ese día y la programación del mes entero dentro del marco por los Derechos de la Infancia en la publicación que os muestro:

MAÑANA: 9.30-14.30:

Salón de actos del Ayuntamiento. Conferencias sobre necesidades afectivas de niñas y niños:

– Carlos González, ‘Autoridad y límites en la crianza’: médico pediatra, fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna (ACPAM).

– Laura Perales Bermejo, ‘Las rabietas’: psicóloga infantil especializada en prevención y presidenta de la Plataforma por la Crianza con Respeto.

TARDE: 17.00-21.00:

Centro infantil Bhima Sangha.

1. Concierto de bienvenida ‘Cantando a mamá, con Beatriz Montiel (17.00-18.00). Con sorteo de una ecografía emocional 4D y cuatro sesiones de ‘Belly painting + book fotográfico digital’ a realizar el 21 de noviembre. Consultar condiciones en www.lillipeq.com

2. Taller de estimulación musical temprana en familia: de 6 meses a 2 años (18.00-18.45) y de 2 a 5 años (19.00-19.45). 10 euros. Por Raquel Rodríguez, pedagoga musical y profesora de solfeo.

3. Teatro en familia de 2 a 5 años (18.00-19.00). 10 euros. El teatro como un juego a través de cuentos e historias narradas en las que participa toda la familia. Por Natalia Freire, actriz, dramaturga y periodista.

4. Sesión formativa: ‘Educando en positivo: en busca del manual perdido’. Para familias de 0 a 6 años (18.00-19.30). 10 euros. Para saber más del mundo emocional infantil y guiar sus manifestaciones. Por Susana Simón, psicóloga especializada en infancia.

5. Taller: ‘Niñas y niños diferentes, potenciales diferentes’ (18.00-20.00). 10 euros. ¿Tienes un hijo o hija a la que han diagnosticado autismo, altas capacidades o trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)? Por Laura Perales Bermejo, psicóloga infantil especializada en prevención.

6. Espectáculo teatro de marionetas ‘La máquina loca del sabio Federico’, por la compañía Corazón de Tela. Para familias a partir de tres años (19.30-20.15). Gratuito.

7. Presentación de los libros sobre crianza (18.30-19.30): ‘Mamamorfosis’ y ‘Ámame mucho. Diario de una mamá’.

INSCRIPCIONES: a la jornada matinal de conferencias y a los talleres y actividades de la tarde, del 6 al 12 de noviembre, en este enlace

SERVICIO DE ACOGIDA: para las charlas de formación de personas adultas se habilita un servicio de acogida-ludoteca para niñas y niños, coordinado por la ONG Mundo Cooperante. 3 euros (2 euros para segunda hermana o hermano). El cobro se realiza en efectivo: se inscribe a los menores al solicitar la plaza en el taller para adultos.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

¿Etapa fotográfica o etapa vital?

Buenas,

hoy os traigo al blog una faceta por la que creo que pasan muchos bebés y que a mí personalmente me entusiasma. No es raro coger el móvil un día y encontrarte con aplicaciones cambiadas de sitio, o con algún contacto borrado. Yo personalmente no soy de ofrecer a Zoe el móvil para jugar (ni la tablet) pero tampoco me vuelvo estricta con la advertencia de “no exponer a los bebés a pantallas antes de los 3 años”. El móvil, sobre todo, es parte cotidiana de mi vida y si mi hija me ve manejarlo pronto le entrará la curiosidad de deslizar sus deditos por la pantalla y ver qué pasa… Y así ha sido.

Me sorprende lo resuelta que es con la herramienta, aún cogiéndolo en momentos muy puntuales. El otro día la sorprendí enviando un mensaje de voz a través de whatsapp. Sabéis lo complicado de su manejo ¿no? Hay que mantener el “botón” de grabación pulsado mientras creas el audio y después soltar para enviar. Bueno, pues envió el mensaje con la frase completa sin que nadie le explicara cómo debía hacerlo. Menos mal que lo envió a un conocido cercano y no a algún contacto de la agenda puntual.

El caso es que igual que la aplicación de whatsApp ya sabe qué aplicación tiene que pulsar para acceder a la cámara del teléfono y hacer fotos. Me encantan estas fotos… Son su mirada del mundo, su aprendizaje constante traducidos en un sinfín de instantáneas que pronto me colapsan la memoria del teléfono. A veces encuentro 60 fotos de un mismo objeto y otras, preciosos selfies capturando su concentración en el juego.

Os dejo aquí una pequeña muestra:

20150729_200017(0) 20151004_202407 20151004_202436 20151004_202534 20151015_182939

20151016_162238

Cuando la veo tan concentrada en su juego cada vez tengo más clara la opción de “no intervención” por parte del adulto. Si no juzgo, (¡Qué bonito!) ella creará su propia visión y criterio, sin opiniones ajenas. Si no intervengo (¿Qué haces? ¿Fotos? A ver… ) el aprendizaje será realmente libre. Estas fotos de mi hija no son bonitas o feas, no tienen una finalidad artística, no conllevan una meta a conseguir (encuadrar, enfocar…), ni siquiera son parte de una práctica para perfeccionar nada. Simplemente son pequeñas joyas que poder conservar de su etapa de desarrollo, momentos valiosos de sus dos intensos años de vida.

Por estas cosas, ¡qué demonios! que me colapse la memoria del teléfono una y mil veces si quiere.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Nuestra mesa de la paz

Ayer por la tarde decidimos crear nuestra mesa de la paz en casa. Seguro que habéis oído de qué se trata, pero, por si acaso no, os cuento que la mesa de la paz es un rincón del hogar al que acudir cuando estamos enfadados, furiosos, tremendamente tristes… un lugar para identificar nuestras emociones y calmarlas con el fin de poder hacer la convivencia más tranquila y respetuosa.

Puede ser una alternativa al famoso “rincón de pensar”, aunque muuuuuy diferente a éste (tanto en forma como en concepto). Y ser una herramienta más para sobrellevar las rabietas, tanto de pequeñxs como de adultxs.

A lxs niñxs les sirve para identificar mejor sus emociones y salir del desbordamiento sentimental en el que se encuentran, y a lxs adultxs de la casa a controlar nuestra ira y estrés a la vez que cultivamos dosis extra de paciencia.

Esta es nuestra Mesa de la Paz:

Mesa de la paz

Mesa de la paz

Como veis es muy sencilla de hacer. Se trata de buscar un lugar de la casa. No hace falta que sea muy grande, ni siquiera que sea una mesa como tal. Nosotras hemos utilizado un taburete de madera de 15 cm de altura al lado del sofá del salón y con esto nos vale.

Sobre la superficie hemos colocado un pañuelo brillante a modo de mantel y sobre él, elementos que nos pueden transmitir tranquilidad y bienestar.

Nosotras hemos optado por distintos elementos con utilidades diferentes:

  • Un par de pulseras brillantes de colores: Para ponértelas y sentir “la paz”
  • Un corazón de madera: (Este elemento lo eligió Zoe) para acercarlo al pecho y sentir las pulsaciones de nuestro corazón enfadado y poco a poco dejar que disminuya la velocidad.
  • Un espejito: Para ver nuestro reflejo rabioso y probar a cambiar el gesto ¡Nuestra sonrisa es más bonita!
  • Un cuarzo rosa (la piedra del amor): para sostenerla un ratito o mirar tras ella y ver el mundo desde otro punto.
  • Un elefante de goma: Para descargar nuestra rabia, estrés, frustración… puedes estrujarlo, morderlo, lanzarlo lejos… (eso sí, luego debe volver a su sitio para futuras veces)
  • Un foto familiar: En esta foto compartimos un momento feliz en familia, y debe ser esta la imagen que guardamos en nuestra mente sobre nosotrxs. Podemos mirarla y reconocernos en ese momento feliz.
  • Un piña: Este elemento natural irá cambiando según la estación en la que estemos. Aunque aún no ha llegado el otoño, lo tenemos a la vuelta de la esquina, así que hemos elegido una piña como símbolo de la naturaleza.

Los elementos pueden ser los que queráis, este es nuestro ejemplo de mesa. Pero en la blogosfera maternal hay infinidad de mesas de la paz que os pueden inspirar.

Espero que os guste y os animéis a crear la vuestra. Os aseguro que tiene mucha utilidad dentro de una crianza feliz y respetuosa. ¡Buen fin de semana!

Si te ha gustado, ¡Comparte!

¿Conciliar? Tururú

Mis padres me llevaron por primera vez a una escuela infantil cuando ya tenía más de 3 años y medio, y por aquel entonces era una escuela infantil y no un “cole de mayores”. Preescolar (ya en el centro escolar) comenzaba el curso en el que los niños y niñas cumplían 4 años y trataba de dos cursos completos, P4 y P5. Ya con seis años todo niño o niña viviente era escolarizado como marca la ley, en primer curso de primaria o EGB. Eso del homeschooling no se estilaba (o desde luego, si alguien elegía la opción de educar en casa guardaba el secreto como un tesoro). De unschooling ya ni hablamos.

De la escuela infantil no tengo apenas recuerdos, pero mi madre sí me ha contado mil veces que cada día, uno detrás de otro, y así todos los días del curso, me quedaba llorando a moco tendido cuando mi madre se alejaba y me dejaba en manos ajenas. Eso sí, en el momento que entraba en el aula mis lágrimas cesaban y muy “resignadita” dejaba que pasaran las horas hasta nuestro nuevo encuentro. ¡Tenía un cuento…! NO, dejaba de llorar porque al no estar mi madre, figura de apego seguro para mí, de nada servía mostrar mi tristeza a quien no podía consolarme. Yo quería que me secara las lágrimas mi madre, no me servía cualquier abrazo, quería su calor y sólo el suyo.

Hoy en día, parece que este desapego forzado debe darse mucho antes de los tres años y medio. Los gobernantes de este país piensan que la mejor medida de conciliación es abrir cada vez más escuelas infantiles desde 0 años. Yo creo que es porque no saben lo que significa la palabra conciliar. Conciliar es poder acompañar a tus hijxs en su desarroyo de aprendizaje natural y afectivo sin arriesgar tu carrera profesional, es decir, garantizar tu puesto de trabajo y sueldo sin que eso perjudique la infancia de tus hijxs. Para ellxs, lxs gobernantes, conciliar significa que tú sigas trabajando el mismo tiempo que antes en el lugar en el que lo hacías mientras otrxs cuidan de tus hijxs. ¡Pero qué mierda es esta!

La parlamentaria Licia Ronzulli con su hijo, durante una sesión en Bruselas

La parlamentaria Licia Ronzulli con su hijo, durante una sesión en Bruselas. Este es su modo de defender su derecho a conciliar.

En otros países de la unión europea, la infancia es prioridad y existen leyes de conciliación REAL. Para empezar los permisos de maternidad suelen durar una media de 2 años, sin que eso interfiera en la garantía del puesto y sueldo que los padres tenían. Pudiendo además compartir este permiso con la pareja, de forma que muchas familias deciden que la madre esté el primer año y el padre el segundo, por ejemplo.

En España los permisos de maternidad son irrisorios. 16 semanas con tu bebé y luego búscate la vida, amiga. Ni siquiera se respetan los 6 meses de lactancia exclusiva que promueve la OMS, y si quieres continuar ofreciéndole a tu hijx tu leche no te queda otra que ordeñarte tú misma o con un sacaleches en la oficina y a escondidas. Es devastador ver a mujeres embarazadas asistiendo a jornadas de puertas abiertas de las escuelas infantiles, antes de que nazca esa criatura ya están presentando solicitudes para que otrxs se hagan cargo de ellas mientras los padres trabajan. ¡Es de locos!

Este año mi hija de dos años ha comenzado en una escuela infantil diferente a la del año pasado. Ella tuvo que separarse de nosotros forzosamente con año y medio. Y este año, para nuestra sorpresa, va “al cole” tan feliz. Se despierta cada mañana con una sonrisa y casi sacándonos de casa para ver a Susana (su tutora) y sus nuevos amigos. Por un lado me voy a trabajar tranquila, pero por otro… no dejo de pensar en lo rápido que mi hija a interiorizado la separación y que tras un año (el pasado) de llantos constantes durante 5 largos meses hasta que consiguió “adaptarse” a su escuela, haya aceptado (y de buen grado, además) el separarse seis horas al día de sus progenitores.

No es justo.

No es justo que nuestrxs hijxs tengan que madurar a marchas forzadas. No es justo que entiendan lo que es la separación tan pronto. No es justo que les robemos su infancia en la forma que lo hacemos. No es justo que nos arrebaten un vínculo creado o por crear (muchos bebés pasan casi más horas en la escuela infantil que con sus padres). No es justo que vivan la resignación en sus pequeñas mentes y cuerpecitos. No es justo que no nos dejen conciliar de verdad.

Luego estxs bebés van al colegio y muchos se ven obligados a quedarse a clases extraescolares (que les viene muy bien) o incluso se acercan a recoger a sus padres del trabajo porque estos salen más tarde de trabajar que ellos del colegio. Y luego, cuando por fin todos los miembros del hogar se encuentran juntos para compartir tiempo, éste siempre es escaso: hay que limpiar la casa, ir a hacer la compra, hacer la comida del día siguiente… y deberes, montañas de deberes, infinidad de deberes… Volvemos a forzar su madurez. Volvemos a robarles la infancia que merecen.

¿Donde queda el tiempo de juego, de mimos, de guerras de almohadas y cosquillas? ¿Cuándo nos damos besos y abrazos? ¿Cuando compartimos una charla enriquecedora? ¿Qué pasa con el tiempo de placer que merecemos como seres humanos?

Nuestrxs hijxs son nuestrxs espejos. Nosotras y nosotros somos su filtro para entender el mundo y la forma en la que lo vivimos la vida les servirá de guía a ellxs. ¿Queremos que vivan su vida sintiéndose libres y dueñxs de su destino? ¿O atrapados en un sistema absurdo de producción y consumismo compulsivo?

Aquí os dejo algunas plataformas y peticiones para conseguir en España una conciliación real. No dejéis de asociaros y firmar, porque todo apoyo es poco. Merecemos una conciliación real, tanto padres y madres como hijos e hijas.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

No quiero olvidar tus palabras de Dos

JPEG_20150716_115857_1239767259

Hoy he recordado esa preciosa entrada en el blog de Myriam Moya (En Minúsculas) titulada “Palabras que Crecen”. Hoy he querido recoger de pronto todas esas palabras que mi hija dice con su ‘lengua de trapo’ y que no me gustaría olvidar. He querido, sin intención de plagiar la entrada de Myriam, más bien tomándola de inspiración, recoger todas las palabras que sé que un día dejará de pronunciar de esta manera, para acercarse a la comunicación estándar establecida… Ese día dejará de ser único su vocabulario y hablará “como todo el mundo”. Me encanta oírla hablar, me encanta su forma de expresarse, de comunicarse conmigo y el resto del mundo. Me encanta la sensación de entender yo y sólo yo lo que quiere decir mientras el resto del planeta se pregunta “¿qué dice?”.

Estas son algunas de las palabras que suenan de forma genuina en boca de Zoe y que no me gustaría olvidar:

  • Alora = Ahora
  • Xugá = Jugar
  • Fuento = Cuento
  • Pito = Abuelito
  • Pita = Abuelita
  • Canxón = Canción
  • Pichina = Piscina
  • Teto / titita = teta / tetita
  • Mocacone = Macarrones
  • ¿Qué ase? = ¿Qué haces?
  • Coxe = Coche
  • Api = Aúpame / arriba
  • Naxia = Gimnasia
  • Xituna = Aceituna
  • Aió = Adiós
  • = Pez
  • U Bisito = Un besito
  • U abaxo = Un abrazo
  • Ten = Tren
  • Pepi y Bai = Epi y Blas
  • Kekos = Conejos
  • Vevo = Huevo
  • Mamá, cuxa = Mamá, escucha
  • Cacaca = Naranja
  • Seuale = Cereales
  • Depasito = Despacito
  • Mu aandeee = Muy grande
  • Choe = Zoe

Tu voz suena en mi cabeza cuando te recuerdo, hija. Pienso que el tiempo se escurre bajo nuestros pies e intento recoger cada momento que vivo contigo, grabarlo en mi mente… No sólo las imágenes, también los sonidos, las sensaciones de amor infinito cada vez que con tus manitas coges mi cara y la acercas a la tuya para decirme “Te quero muxo, mamá”… creces deprisa, y de esto no me hablaron cuando preguntaba por lo que era ser madre.

Seguro que vuestrxs hijxs también inventan su vocabulario particular. ¿Lo queréis compartir?

Si te ha gustado, ¡Comparte!

La Canción de La Semana #27: BSO Song Of The Sea | Lisa Hannigan – The Song

El lunes vi una película en casa con Zoe. No solemos ver mucho la tele, pero esta película la tenía pendiente de ver y el lunes que todavía hacía fresquete para salir mucho rato a jugar nos vimos esta preciosa película de animación en casa: Song of the sea del director Tomm Moore, nominada en esta edición de Los Oscars 2015 a Mejor Película de Animación. Y no es para menos. Una cinta que habla de la importancia de expresar las emociones, del amor y el odio entre hermanos, llena de magia, misterio, tragedia y comedia… con ilustraciones bellísimas y una banda sonora… ¡espectacular!

Aquí os dejo el trailer oficial.

Llevo un rato buscando la escena final donde se canta “The Song (La Canción)” pero no está abierta. Casi mejor, porque así no desvelo el desenlace. En su lugar os dejo sólo el audio y la letra. No dejéis de verla con vuetrxs niñxs, que seguro les entusiasma.

 THE SONG

Between the here, between the now
Between the north, between the south
Between the west, between the east
Between the time, between the place

From the shell
The song of the sea
Neither quiet nor calm
Searching for love again

My love

Between the winds, between the waves
Between the sands, between the shores

From the shell
A song of the sea
Neither quiet nor calm
Searching for love again

Between the stones, between the storms
Between the belief, between the seas

Si te ha gustado, ¡Comparte!