III Jornada sobre crianza respetuosa, maternidad y paternidad (Rivas Vaciamadrid)

IIIJornadasCrianza

Por tercer año consecutivo, Rivas Vaciamadrid apuesta por promover modelos de crianza respetuosa en noviembre, mes de los derechos de la Infancia. Y para ello organiza charlas, talleres y actividades en una jornada muy especial.

La idea es crear espacios vivenciales en los que, a través del arte, la reflexión y el intercambio de experiencias se profundice en el significado de la maternidad, la paternidad y la familia. Se entregará certificado de asistencia a la conferencias, emitido por la Escuela Municipal de Animación de Rivas (EMAR). La cita es el sábado 21 de noviembre:

Cantando a Mamá se suma a esta jornada ofreciendo un concierto para familias a primera hora de la tarde (17h.) Como siempre podréis acudir con vuestros bebés y niñxs y llevaros un disco firmado personalmente.

Aquí os dejo el orden del día completo para ese día y la programación del mes entero dentro del marco por los Derechos de la Infancia en la publicación que os muestro:

MAÑANA: 9.30-14.30:

Salón de actos del Ayuntamiento. Conferencias sobre necesidades afectivas de niñas y niños:

Carlos González, ‘Autoridad y límites en la crianza’: médico pediatra, fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna (ACPAM).

Laura Perales Bermejo, ‘Las rabietas’: psicóloga infantil especializada en prevención y presidenta de la Plataforma por la Crianza con Respeto.

TARDE: 17.00-21.00:

Centro infantil Bhima Sangha.

1. Concierto de bienvenida ‘Cantando a mamá, con Beatriz Montiel (17.00-18.00). Con sorteo de una ecografía emocional 4D y cuatro sesiones de ‘Belly painting + book fotográfico digital’ a realizar el 21 de noviembre. Consultar condiciones en www.lillipeq.com

2. Taller de estimulación musical temprana en familia: de 6 meses a 2 años (18.00-18.45) y de 2 a 5 años (19.00-19.45). 10 euros. Por Raquel Rodríguez, pedagoga musical y profesora de solfeo.

3. Teatro en familia de 2 a 5 años (18.00-19.00). 10 euros. El teatro como un juego a través de cuentos e historias narradas en las que participa toda la familia. Por Natalia Freire, actriz, dramaturga y periodista.

4. Sesión formativa: ‘Educando en positivo: en busca del manual perdido’. Para familias de 0 a 6 años (18.00-19.30). 10 euros. Para saber más del mundo emocional infantil y guiar sus manifestaciones. Por Susana Simón, psicóloga especializada en infancia.

5. Taller: ‘Niñas y niños diferentes, potenciales diferentes’ (18.00-20.00). 10 euros. ¿Tienes un hijo o hija a la que han diagnosticado autismo, altas capacidades o trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)? Por Laura Perales Bermejo, psicóloga infantil especializada en prevención.

6. Espectáculo teatro de marionetas ‘La máquina loca del sabio Federico’, por la compañía Corazón de Tela. Para familias a partir de tres años (19.30-20.15). Gratuito.

7. Presentación de los libros sobre crianza (18.30-19.30): ‘Mamamorfosis’ y ‘Ámame mucho. Diario de una mamá’.

INSCRIPCIONES: a la jornada matinal de conferencias y a los talleres y actividades de la tarde, del 6 al 12 de noviembre, en este enlace

SERVICIO DE ACOGIDA: para las charlas de formación de personas adultas se habilita un servicio de acogida-ludoteca para niñas y niños, coordinado por la ONG Mundo Cooperante. 3 euros (2 euros para segunda hermana o hermano). El cobro se realiza en efectivo: se inscribe a los menores al solicitar la plaza en el taller para adultos.

Miércoles Mudo #9: a los buenos padres

GRACIAS

Escultura de Ramón Conde

Escultura de Ramón Conde

“Miércoles Mudo” es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, solo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.

¡Feliz Miércoles!

Felicidades papá

Se acerca el Día del Padre, y obviando que como el de la madre o el de san valentín se trata de una fecha absorvida por el sistema consumista donde las grandes marcas aprovechan para hacer su agosto, he de decir que, a mí, es un día que me encanta.

Me trae muchos recuerdos y sobre todo me ayuda a recordar que tengo un padre, que para mí ha sido un pilar importantísimo en la estabilidad de nuestra familia. En mi casa siempre fuimos mayoría femenina, él era el único hombre y la energía que transmite se traduce en paz a raudales. No sé qué persona sería yo si él no hubiera existido, pero sí sé la mujer en la que me he convertido y siento que en gran parte ha sido gracias a esos momentos con él: las miradas cómplices, los silencios compartidos, los juegos de aventuras y escaladas, la bici, las horas de coche hacia el conservatorio, las películas, las canciones, el amor por la música, todas las respuestas y muchas más preguntas, las conversaciones a la hora de la cena todos juntos y cuando estábamos los dos solos también, los abrazos y los besos y las lágrimas que siempre han encontrado empatía, los sabios consejos cuando más los necesitaba, el espacio que siempre me respetó…

Eres un padre ejemplar, papá. O por lo menos lo eres para mí, que al final es lo que importa ¿no?

papáAhora que veo la implicación de mi pareja como padre, me doy cuenta de que el vínculo se gana. Con el tiempo y las acciones, con la voluntad de estar ahí, de ser partícipe, de desearlo y ponerle ganas. Siento que en el caso de mi padre así ha sido y me enorgullezco de ello. Me imagino a mi padre acunándome en su regazo cuando apenas era un bebé y me reconozco sin esfuerzo, no importa no recordar ese momento porque simplemente sé que estuve allí, al abrigo de cualquier peligro.

Gracias papá.

Y como no se me ocurre otra manera mejor para agradecertelo, te dedico la letra de Salm i paràbola de la memòria pòdiga, Poema de Maria Cabrera i Callís, y más abajo te dejo un vídeo donde la maravillosa voz de Silvia Pérez Cruz lo convierte en música. (el vídeo incluye otra canción más después). Realmente no tiene mucho que ver con nuestra historia, pero es taaaan bonito. Jejejeje. Espero que te guste.

Pare meu que ja no ets al poble,
pare meu que potser algun dia jo distretament estimava,
pare meu que te’n vas anar pel carrer sense ganes, 
pare meu que potser algun dia molt discret m’estimaves,
per la sang que ens corria tan brava per les venes,
per les faccions de la teva cara que se m’esborren,
com el crit que ofega el meu pit,
pare meu!,
per la cicatriu que et partia sencera el ventre,
pare meu!,
pels tels secrets de la ceba als dits de la mare,
per les tardes tan pàl·lides a la cuina de casa,
pare meu!,
per les veus tan confuses del vespre,
pels crits i pels plors i les terrasses en ràtzia,
pare meu!,
per l’olor de gasoil de la teva roba en tornant de la feina, pare meu,
pels somnis que devien ser teus escolant-se per la pica, pare meu,
pels germans meus escolant-se per la pica,
oh pare meu!,
que retrobi la memòria, la memòria del pare i del fill,
la memòria, la gata vella,
la memòria, oh pare meu!,
el fil que em lliga als teus noms, a les teves mans, al teu crani rotund,
al teu riure que no m’agradava,
al teu ventre partit per la cicatriu del destí,
pare meu!,
que no hagi de cremar mai més la meva memòria, pare meu,
i que no me l’hagi de trobar d’improvís mai més,
disfressada de dona despentinada en gavardina i plors
en una cantonada ventosa de Manhattan
quan jo només volia anar a collir fonoll passat el pont dels vermells,
oh pare meu!

Pare meu, que trobi tota la memòria, pare meu!,
que trobi intactes les meves condemnes de nena de set anys,
que trobi intactes el fonoll i els gallarets vermells
—gall, gallina o poll, pare meu?—,
que trobi intactes la teva història i la meva, juntes, volent-se, pare meu,
com mai no van poder ser,
com mai no podran ser, ara,
oh pare meu,
pare meu que ja no ets al poble.

 

Los hombres quieren ser mujeres. Y las mujeres… también.

Rectifico el título de esta entrada y digo que algunos hombres quieren ser mujeres, porque no está bien generalizar. Y porque conozco a algún hombre que verdaderamente se siente a gusto con su condición de hombre y la vive desde el respeto hacia las mujeres en toda su plenitud, sin querer invadir nuestro espacio.

Pero por todas es conocido ese otro hombre que se pasa toda su vida ansiando vivir en sus carnes procesos puramente femeninos. Ese hombre que cuando su compañera se queda embarazada o cuando su bebé le da una patadita dentro del útero, pone cara de perrillo degollado diciendo “yo nunca sabré lo que sientes”, y cuando se encuentra con un lejano amigo le dice “¡estamos embarazados!, Pariremos a finales de octubre”. ¿Perdona? ¿”Estamos”? ¿”Pariremos”? No amigo, no. Lamento decirte que es ella quien está embarazada y será ella quién parirá a finales de octubre, tú no.

Parece que en este mundo dominado por el género masculino, a las mujeres no nos dejan ni siquiera ser lo que somos: mujeres. Porque el embarazo, el parto, la lactancia… son púramente femeninos, parcelas infranqueables por el hombre, por mucho que se empeñe. Y mira que se empeña. Hoy os vengo a hablar de dos vídeos concretamente, que a cual me ha dejado más perpleja:

Uno es éste de dos tipos a los que no se les ha ocurrido otra cosa mejor que someterse a un doloroso experimento a base de electrodos en el abdomen para experimentar, a lo Jackass, los “dolores de parto”. Juzgad vosotras mismas.

Y visto el vídeo, me surgen varias preguntas:

  1. ¿Se puede ser más burro? Quiero decir, ¿qué necesidad hay de ponerse unos electrodos en el abdomen y recibir descargas eléctricas así como así? No entiendo hasta dónde puede llegar la estupidez humana, me sorprendo cada día.
  2. Si el experimento consistía en experimentar lo que vive una mujer de parto, ¿porqué centran el experimento en el dolor de abdómen? Un parto es mucho más que un dolor de tripa.  Si estos dos mendas pensaban que por sufrir inútilmente colocandose cables en el abdómen iban a saber lo que es parir, están muy equivocados. Parir es dolor, placer, entrega, apertura, catarsis, oxitocina, endorfinas, camino, luz, sombras, acompañamiento, reto, carrera, pausa, cansancio, fuerza, poder… pero sobre todo es amor, kilos y kilos de amor por todas partes.
  3. El que el experimento se lleve a cabo sobre una camilla y sobre la espalda, dice mucho de cómo se asisten la mayoría de partos a las mujeres. No es de extrañar que cuando las descargas eléctricas alcanzan topes importantes estos dos hombres sienten que tienen que cambiar la postura ya que ésta es la menos indicada para parir (en esto el experimento sí ha sido fiel a la realidad). Incluso uno de ellos acaba a cuarto patas.

El segundo vídeo es este otro en el que la gran marca Huggies quiere tener un “detalle” con los padres en su día. Y crea una… faja que… Bueno, verlo y ahora hablamos.

Dejando a un lado la carga emotiva, que obviamente la tiene, por aquello de que son los padres de la criatura y se emocionan, claro está; no hay que olvidar que se trata de un “artilugio” desmadrizador, que pretende, muy osadamente, experimentar las mismas sensaciones que puede llegar a tener una mujer embarazada cuando su hijx se mueve en su interior. En los textos del anuncio aparecen cosas como

  1. “El embarazo siempre fue de ellas”. Y lo seguirá siendo ¿qué os habéis creído?
  2. “Para que ellos también disfruten del embarazo”. ¿Es que no lo hacen ya? ¿No es suficiente ver cómo su compañera cambia fisicamente, tocarle la barriga desde fuera y sentir al bebé, ponerse cerquita y cantar una canción o llamar por su nombre al bebé…?
  3. “Permitiéndoles sentir lo mismo que sienten las mamás”. No te lo crees ni tú, tururú.
  4. “Porque ellos también están embarazados”. De eso nada monadas. De la misma forma que nosotras las mujeres nunca crearemos espermatozoides para eyacular sobre las vaginas de nuestras amigas o amantes, vosotros no os embarazaréis. Nunca, ni aunque os apellidéis Schwarzenegger y hagáis una peli. Nunca. Asumidlo.

En fin, que necesitaba escribir sobre esto. Que los hombres y las mujeres necesitamos vivir en plenitud, desde nuestras naturalezas, complementarias y maravillosas cada una en su parcela. Que igualdad no significa usurpamiento de la personalidad, ni significa limitar al sexo contrario sus funciones biológicas. Que igualdad significa RESPETO y cooperación. Si quieres igualarte a tu compañera cuando la ves amamantando a vuestrxs hijxs, colócale una almohada para que se sienta más cómoda o tráele un vaso de agua, ya que cualquiera de las dos cosas son fundamentales para que la lactancia se disfrute verdaderamente. De esta forma estarás participando en la alimentación de tu bebé tanto como ella. Repito, cada uno desde su condición humana natural.

No queramos ser todos mujeres, sé que mola, (a mí me mola); pero ser hombre también debe ser divertido ¿no? No sé, nunca me lo había preguntado antes. No me interesa. Me preocupo de vivir intensamente lo que soy, ni más ni menos.