Mamá, escucha rock duro de vez en cuando y verás cómo relaja

Muy buenas, mujeres:

Hoy traigo al blog música, aunque quizás no el tipo de música que os imagináis. La maternidad es (para mí) un aprendizaje constante en el que se mete la pata a menudo y en el que es importante no sumergirse en la culpa o la perfección, porque, hay un dato en el que quizás pensamos poco las madres y es: SOMOS HUMANAS.

Por favor, repitámonos este mantra cada día, hagámonos ese favor.

Perdemos la paciencia, nos derrumbamos, flaqueamos, dudamos, nos enredamos, cambiamos de opinión, nos supera muchas veces la situación… y es que no nacemos siendo madres, sino que vivimos la maternidad día a día y la vida no es un camino recto, lineal y cuadriculado sino que baila en ciclos cambiantes y es bueno tenerlo en cuenta para mantenernos en equilibrio.

Para esos días en los que sientes que no puedes más, que te tirarías por el balcón, que necesitas tu espacio… TÓMATELO. Sí, conozco la sensación de vértigo que de pronto habéis experimentado algunas al leer la frase anterior. ¡¿Yo?! Yo no puedo, cómo voy a separarme de mi hijx, yo soy la adulta, yo puedo con esto y más, no voy a hacerle esto a mi criatura…. ¡para el carro, amiga! Deja de juzgarte injustamente. No vas a abandonar a tu criatura, te vas a tomar un rato para ti, porque te lo mereces y lo necesitas. Y sobre todo, no te culpes por ello.

No te voy a proponer que te vayas a un Spa, o que salgas a cenar con tu marido. Mucho menos que te vayas sola al hipermercado a hacer la compra (Puag!). Si alguna de estas opciones es la tuya, adelante, solo tú sabes lo que necesitas.

Mi propuesta es la siguiente:

  1. Agarra las llaves del coche
  2. Baja al parking
  3. Arranca el motor
  4. Y pégate las vueltas que necesites al volante con la música “a todo rabo”.

Canta hasta desgallitarte. Si alguien se da cuenta y flipa, es problema suyo, no tuyo. Tú tienes un objetivo, una misión y es: descargar adrenalina. Mucha. Muchísima. Mucha, mucha, mucha.

El tipo de música que elijas para este momento es crucial. No vale Bell & Sebastian o Cat Stevens. ¡Ni se te ocurra poner mi disco Theta! No vale.

via GIPHY

Lo que necesitas es rock duro del tipo Rage Against the Machine, System of a Down, Extremoduro, Metallica, ACDC, Perro, The Joy Formidable…

Aquí te dejo tres de mis favoritos que siempre me funcionan. ¡Grita muy fuerte! Y luego me cuentas qué tal. Abrazos cordiales virtuales.

SYSTEM OF A DOWN – Chop Suey! (Toxicity)

 

PERRO – Falso techo (Estudias Navajas)

 

THE JOY FORMIDABLE - This Ladder Is Ours (Wolf’s Law)

Si te ha gustado, ¡Comparte!

2 pensamientos en “Mamá, escucha rock duro de vez en cuando y verás cómo relaja

  1. Acabo de llegar a casa, sintiéndome fatal por gritar a mi peque de 3 años y negarle la teta después de una hora en el coche llorando y gritando porque no soporta escuchar ni el más mínimo ruidito a su hermano de 6 meses…. Hoy es uno de esos días que comentas y ahora mismo me voy a poner música a todo trapo en casa aprovechando que el papá de las fierecillas se los ha llevado al parque para darme un rato para mi!! Por esas cosas de la vida al poner una “c” en el buscador de mi pc cuando iba a buscar “cocinar en el horno” jiji automáticamente me salió tu blog como sugerencia, al que había entrado hace un montonazo de tiempo por casualidad… y mira que me encuentro justo lo que necesito, música a todo volumen!!
    GRACIAS!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>