Canto a las mujeres todos los días

Hoy traigo al blog una reflexión y dejo claras las razones de mi proyecto.

En varias entrevistas me han preguntado inquisitívamente por el lema de Cantando A Mamá: “canciones que acompañan la maternidad”. ¿Sólo cantas a las madres? ¿Y los padres? ¿Tu música es exclusiva para mujeres?…

La música puede escucharla todo el mundo, está claro, es universal y apela a sentimientos que podemos tener todxs, independientemente de que seamos mujeres u hombres. Pero mi proyecto siempre se enfocó como un disco de madre a madre, de mujer a mujer. Y esto a veces molesta, porque da la sensación de que excluye al otro género. Se da por hecho que los hombres siempre están presentes, porque el sistema sociocultural en el que vivimos desde hace más de 5000 años así lo establece. Cuando hablamos en genérico, o componemos un disco se da por hecho que el destinatario es “el hombre”, como genérico que lo abarca todo y entonces las mujeres no nos sentimos excluidas. Sin embargo, si el proyecto tiene la coletilla final de “a mamá”, la cosa mosquea. (No a todxs, eh? lo digo como un sentimiento general).

Pues sí, mi disco va dirigido a otra mujer, a otra madre, porque mis vivencias son desde la maternidad y hacia ella. Si hubiera nacido hombre y me hubiera convertido en padre quizás (o no) hubiera compuesto un disco lleno de canciones que hablarían sobre mi experiencia de paternidad y que posiblemente acompañaría a otros hombres en sus paternidades. Pero nací mujer y a día de hoy no sé lo que es “ser padre”, de hecho, tampoco sé lo que es “ser madre”, ando en proceso de aprendizaje.

Hoy celebro el Día Internacional de La Mujer como un día de lucha, no de reconocimiento. Mi entrada podría haber sido una felicitación a todas las mujeres del mundo, pero más bien es una justificación de mi trabajo, una reivindicación del canto hacia las madres y las mujeres, y no deja de fastidiarme. Nadie debería sentirse ofendido por crear algo para disfrute de una minoría, si alguien se siente ofendido lo lamento, pero no puedo engañar diciendo que el mensaje de mis canciones va hacia los dos géneros. Me dirijo a las madres, que muchas veces son acompañadas a los conciertos por sus parejas, hombres, los cuales son bienvenidos igual que los niños y niñas ¡faltaría más!, los cuales compran mis discos, normalmente para regalárselos a sus compañeras ¡mil gracias! Claro que sí, precioso regalo.

Creo necesario encontrar nuestro espacio, como género, como identidad. Si algún hombre se sienten excluido tenemos que dejar de pensar que su sentimiento es responsabilidad nuestra y producto de nuestro egoísmo. Porque en este mundo, parece que las mujeres tenemos que servir a los demás por encima de todo, procurar que “el otro” esté bien, a gusto y si pensamos en nosotras y nuestro bienestar, (si digo que mi disco va dirigido exclusivamente a las madres) somos unas egoístas que no miramos más allá de nuestro ombligo. NO.

Por todo esto hoy voy a celebrar el Día Internacional de La Mujer, como no podía ser de otra forma, cantando a las mujeres. Otra vez.

#DíaInternacionalDeLaMujer

Ilustración de Sara Herranz

Ilustración de Sara Herranz