Canto a las mujeres todos los días

Hoy traigo al blog una reflexión y dejo claras las razones de mi proyecto.

En varias entrevistas me han preguntado inquisitívamente por el lema de Cantando A Mamá: “canciones que acompañan la maternidad”. ¿Sólo cantas a las madres? ¿Y los padres? ¿Tu música es exclusiva para mujeres?…

La música puede escucharla todo el mundo, está claro, es universal y apela a sentimientos que podemos tener todxs, independientemente de que seamos mujeres u hombres. Pero mi proyecto siempre se enfocó como un disco de madre a madre, de mujer a mujer. Y esto a veces molesta, porque da la sensación de que excluye al otro género. Se da por hecho que los hombres siempre están presentes, porque el sistema sociocultural en el que vivimos desde hace más de 5000 años así lo establece. Cuando hablamos en genérico, o componemos un disco se da por hecho que el destinatario es “el hombre”, como genérico que lo abarca todo y entonces las mujeres no nos sentimos excluidas. Sin embargo, si el proyecto tiene la coletilla final de “a mamá”, la cosa mosquea. (No a todxs, eh? lo digo como un sentimiento general).

Pues sí, mi disco va dirigido a otra mujer, a otra madre, porque mis vivencias son desde la maternidad y hacia ella. Si hubiera nacido hombre y me hubiera convertido en padre quizás (o no) hubiera compuesto un disco lleno de canciones que hablarían sobre mi experiencia de paternidad y que posiblemente acompañaría a otros hombres en sus paternidades. Pero nací mujer y a día de hoy no sé lo que es “ser padre”, de hecho, tampoco sé lo que es “ser madre”, ando en proceso de aprendizaje.

Hoy celebro el Día Internacional de La Mujer como un día de lucha, no de reconocimiento. Mi entrada podría haber sido una felicitación a todas las mujeres del mundo, pero más bien es una justificación de mi trabajo, una reivindicación del canto hacia las madres y las mujeres, y no deja de fastidiarme. Nadie debería sentirse ofendido por crear algo para disfrute de una minoría, si alguien se siente ofendido lo lamento, pero no puedo engañar diciendo que el mensaje de mis canciones va hacia los dos géneros. Me dirijo a las madres, que muchas veces son acompañadas a los conciertos por sus parejas, hombres, los cuales son bienvenidos igual que los niños y niñas ¡faltaría más!, los cuales compran mis discos, normalmente para regalárselos a sus compañeras ¡mil gracias! Claro que sí, precioso regalo.

Creo necesario encontrar nuestro espacio, como género, como identidad. Si algún hombre se sienten excluido tenemos que dejar de pensar que su sentimiento es responsabilidad nuestra y producto de nuestro egoísmo. Porque en este mundo, parece que las mujeres tenemos que servir a los demás por encima de todo, procurar que “el otro” esté bien, a gusto y si pensamos en nosotras y nuestro bienestar, (si digo que mi disco va dirigido exclusivamente a las madres) somos unas egoístas que no miramos más allá de nuestro ombligo. NO.

Por todo esto hoy voy a celebrar el Día Internacional de La Mujer, como no podía ser de otra forma, cantando a las mujeres. Otra vez.

#DíaInternacionalDeLaMujer

Ilustración de Sara Herranz

Ilustración de Sara Herranz

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Ese gran momento en el que vuelves a leer novelas

Hola a todxs,

Creo que hay un día importante en la vida de toda madre y ese día es aquel en el que agarras una novela y conforme vas leyendo el primer capítulo, lejos de nublársete la vista o perder el hilo una y otra vez, entras al juego del relato completa y entregadamente. ¿Os ha pasado? ¡Es genial! Hasta hace nada era incapaz de leer algo que no tuviera que ver con maternidad, crianza o apego seguro y sin embargo llevo ya dos semanas inmersa en un mundo de fantasía que nada tiene que ver con bebés o puerperio, enganchada a la trama como una adolescente y disfrutando de la lectura como cuando deboré la trilogía “Milennium” allá por el 2011. ¡Qué tiempos!

Recuerdo embarazada, intentar leerme la primera novela de Julio Medem “Aspasia” y me fue literalmente imposible pasar de la mitad. No me concentraba nada, y recuerdo que pensé: “demasiado sexo para mí, ahora”… y la dejé. Ahí la tengo, asomando el canto en la librería del salón, como diciendo “Sigo aquí… ¿te apetece sexo ahora?”. Y sí, claro que me apetece sexo escrito por Medem, así que la próxima en caer será esa, sin duda.

El libro que me tiene enganchada es el primero de la trilogía del Baztán El guardián invisible de Dolores Redondo. Un libro editado en 2013 sobre una cadena de asesinatos en serie que se ven mezclados con la presencia de criaturas mitológicas vascas. Reconozco que teniendo una hija me costó al principio la temática, porque me removía mucho pero finalmente la trama me tiene en un vilo.

Pues lo dicho, una novela, aunque sea a ratitos en el metro de camino al trabajo, ayuda a desconectar y a la vez a recuperar fuerzas en nuestra vida de madres trabajadoras dentro y fuera del hogar. 

novelas21

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Este no es un post anti-maternidad

IMAGEN-14693838-2

Lámina obra de Carol Rosseti

No sé si será porque últimamente he tenido contacto con mujeres adultas que no tienen hijos, o porque hoy me ha bajado la regla, o porque simplemente soy una persona empática y mujer como todas ellas… El caso es que hoy me apetece escribir sobre la mujer sin hijos ni intención de tenerlos y los prejuicios que existen socialmente contra ella.

Mi hija está a punto de cumplir tres, y la pregunta estrella entre mis círculos cercanos (familia, trabajo, amigos…) es la odiada “¿No os animáis al segundo?”

Si a mí me incomoda esta pregunta, por la presión, la intromisión en la intimidad de pareja y familia, la rápida y absurda graciosa respuesta que tengo que inventar después…, no me quiero imaginar a la que, cada década que pasa, le dicen eso de “¿y tú no tienes hijos? ¿Por qué?”.

Y a ti ¿qué te importa? Digo yo.

¿De verdad te preocupan los motivos de esa mujer para no tener hijos? ¿O lo que le estás diciendo en realidad es: “pobrecita, una vida incompleta… Pues pronto se le va a pasar el arroz”? (En el mejor de los casos, porque en el peor directamente no hay filtro de pensamiento y se lo sueltas sin escrúpulos)

Una mujer sin hijos es una mujer como cualquier otra con ellos, con la ligera diferencia de que una vez tomó una decisión distinta. Y esto me lleva a otra reflexión que creo nos toca a las madres y es la siguiente: una mujer al parir a sus hijos no muta de pronto y se convierte en MADRE dejando atrás a la mujer. Una madre sigue siendo una mujer, que transita un camino desconocido para ella (la primera vez). Es una mujer en una etapa (vital) por decisión. (Hablo en este post de la maternidad consciente, claro. También hay casos de maternidad no deseada, etc…)

Escribo esto con la vergüenza de que a día de hoy sea necesario escribir algo así, de explicar que una mujer es libre de decidir sobre su sexualidad y sobre su felicidad y plenitud. Ella puede sentirse plena con o sin hijos, con o sin pareja, viviendo sola o en compañía, con la misma persona a su lado de por vida o con relaciones esporádicas…. de verdad me avergüenza tener que escribirlo, y sin embargo siento la necesidad de escribir sobre esto.

Una mujer también es libre de cambiar de opinión, o decidir según la marcha: hoy pienso que no seré madre y quizás mañana decida lo contrario. Las mujeres somos dueñas de nuestra intimidad y contaremos lo que nos apetezca a quien queramos.

Suena extraño que en un blog sobre maternidad se hable sobre las mujeres sin hijos por decisión, pero resulta que yo, además de ser madre (por encima, llegaría a decir) soy mujer, como cualquiera de ellas.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

La Canción de La semana #30: La mani de Carlitos

A casi 7 días de la Marcha Estatal contra las Violencias Machistas os dejo esta canción del cantautor madrileño Rafa Sánchez, sobre lo que muchxs vivimos allí.

Como pone en su página web, en la actualidad bajo el nombre de Fabricanciones, Rafa dirige y coordina un taller con mujeres víctimas de violencia de género en la Asociación Generando igualdad. El propósito final es la creación de un espacio de encuentro, de desarrollo personal y comunitario dirigido a mujeres víctimas de violencia de género que les posibilita un desarrollo afectivo , personal y social.

El taller de composición de canciones funciona a modo de terapia grupal en busca del empoderamiento de las mujeres que participan en el mismo. Cuentan y comparten sus experiencias de vida, hablan y son escuchadas. Lo compartido es la materia prima de la letra de las canciones.

Se pretende trasladar un mensaje positivo que ponga el acento en la capacidad de recuperación y en que es posible salir del maltrato.

¿Conseguiremos algún día una sociedad igualitaria? ¿Seremos capaces de poner cabeza abajo el patriarcado y construir una convivencia basada en el respeto mutuo y la corresponsabilidad? ¿Dejaremos de dar la espalda a la causa de homicidio más extendida en el mundo: el asesinato a las mujeres?

¿Se convertirá Carlitos en un hombre impulsor del cambio, un hombre igualitario, un hombre feminista al fin y al cabo? Ojalá.

Carlitos, gracias por marchar el 7N, pero ahora no nos dejes, sigue caminando, no te detengas, sigue, por favor, marchando por el cambio.

marcha-7N

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Así fue el Día del Recuerdo 2015

diaDelRecuerdo_20151-e1442326971312

Para mí es un honor acompañar a las familias que han sufrido la pérdida de un hijo o una hija en este día tan necesario, que organiza Umamanita.

Un día para el recuerdo de esos bebés queridos, reales, con nombre y apellidos. Para visibilizar la muerte gestacional y neonatal. Para abrazar el duelo y hacerles presentes, con banderines bordados con hilo de puro amor, con mensajes que dejan sus hermanos y hermanas, sus abuelxs, sus tíxs… con ¿por qué no? árboles que se plantan en un parque de Madrid.

Así ha sido el acto del sábado pasado. Las familias han plantado un roble en el Parque Juan Carlos I, para que eche sus raíces a tierra en un acto de realidad presente y vaya creciendo hasta que sus ramas toquen el cielo y acaricien a los bebés que brillan desde allí.

Como el año pasado tuve el placer de cantar con mi amiga Sol Berardelli, bajo la luz de un atardecer precioso.

Aquí os dejo las canciones que allí se compartieron y las imágenes de todos los momentos.

Canción "Nubes Doradas" bajo la atenta mirada de nuestras queridas hijas Kyra y Zoe

Canción “Nubes Doradas” bajo la atenta mirada de nuestras queridas hijas Kyra y Zoe

 NUBES DORADAS

Cada mañana el sol trae un rayito de luz
iluminándonos, pintando el cielo de azul.

Y cada atardecer nos envuelve con la paz
de saber que estás bien y mi canto escucharás.

Duermes en nubes doradas
sabes que estoy junto a ti
soñando en sueños de hadas
puedo verte sonreir.

Canción "Nuestro Lugar" (Sol Berardelli y Beatriz Montiel)

Canción “Nuestro Lugar” (Sol Berardelli y Beatriz Montiel)

  NUESTRO LUGAR

Y trazando el camino de vuelta entendí que tu paso en mi vida es todo fuerza.
aprendí del miedo que hiela que al final el amor que me dejas me calienta.

Hoy me siento capaz de poder otra vez caminar.
Para mí es un honor que me eligieras como tu mamá.
Y lo que ya viví es un regalo que supe apreciar,
para siempre estará guardado en ese lugar.
 
Y trazando el camino de vuelta me encuentro contigo y tu me cuentas apenas sin hablar
que trazando tu camino de vuelta encontraste familias que te contaron apenas sin hablar
que trazando sus caminos de vuelta encontraron a otros y les contaron apenas sin hablar
 
Que se sienten capaces de poder otra vez caminar.
Es todo un honor que les eligieran como sus papás.
La experiencia vital es un regalo que nunca olvidar,
para siempre estará guardado en ese lugar.
 
Nuestro lugar
Banderines

Banderines

Banderines

Banderines

Momento de plantar el árbol

Momento de plantar el árbol

Plantando el roble

Plantando el roble

 

Mensajes de amor

Mensajes de amor

Este lugar siempre recordará...

Este lugar siempre recordará…

 

 

 

Si te ha gustado, ¡Comparte!

La Canción de la Semana #25: Cesárea Innecesaria

header1

Seguimos reivindicando un Parto y Nacimiento Respetados esta semana, así que la canción de este viernes no podría ser otra.

Inne-CESÁREA.org es una campaña de sensibilización de Puerto Rico que lucha por mejorar la asistencia al parto normal y por acabar con la violencia obstétrica centrada en cesáreas programadas sin causa justificada. El caso de Puerto Rico se puede extrapolar fácilmente a España ya que superamos en mucho la tasa del 10% de cesáreas que estipula la OMS como lo normalizada.

Este rap, existe gracias a los artistas Carlos Padilla Caraballo (cantautor) y Misael González (música) que con una letra directa hacen llegar un mensaje con base científica y evidencia estadística para que las mujeres se apoderen de su salud reproductiva y decidan cómo, dónde y acompañadas de quién parir. En la canción participa el Coro del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y la intervención especial de la estudiante de salud pública Nuriyeh McLaren, quien también es miembro del Coro. Se defiende el parto humanizado, el nacimiento digno y se promueve la lactancia materna a demanda y con un buen asesoramiento. Se reprende a los profesionales desactualizados y se honra a los que caminan hacia el cambio de paradigma hacia el parto humanizado.

Sencillamente ¡me encanta!

Música por un Parto y Nacimiento Respetados, aquí la tenéis:

Si te ha gustado, ¡Comparte!

Soy una malnacida (y lo más seguro es que tú también)

Estamos en plena Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetados, que, como cada año, organiza ENCA (Red europea de asociaciones por los derechos en el parto). Este año el lema es el siguiente: Apoyo amoroso continuo para mí y para mi bebé. El nacimiento es una cuestión de salud pública.

med_smpr

Y ¿por qué existe una semana del año para reivindicar el parto y nacimiento respetados? Pues porque la gran mayoría de nosotrxs somos unxs malnacidxs. Porque las cosas se han hecho mal mucho tiempo y hoy en día se continúan haciendo muy mal en muchos hospitales y a mano de muchos “profesionales”. Porque todavía hoy infinidad de mujeres son expropiadas de su poder para parir, a las que no se las respeta sus tiempos, ni sus decisiones y se las humilla e insulta en un momento único en sus vidas. Porque todavía se ejerce Violencia Obstétrica en muchos paritorios dejando graves secuelas físicas y psicológicas a madres y bebés de por vida.

Esta semana existe para que dejen de haber “malnacidxs”. Para que se camine hacia el mismo objetivo: EL RESPETO hacia la salud de nuestros cuerpos, al saber hacer de nuestra naturaleza y que se intervenga siempre que sea necesario sólo en aras de preservar la salud de la que pare y el/la que nace. Para que se respeten las últimas recomendaciones de la OMS en cuanto a asistencia al parto normal. Para que se lleve a cabo en cualquier hospital, clínica, casa de partos u hogar una buena praxis. Y se trate a las mujeres de parto con el respeto que merecen y a lxs bebés con la dignidad de la que son dueñxs.

Me gustaría compartir con vosotrxs un reciente documental en dos partes que ha elaborado la UNED y RTVE sobre el cambio de paradigma en la asistencia al parto normal que imparablemente toma protagonismo cada vez más en nuestro país. Y espero de corazón que esta semana mundial por el parto y nacimiento respetados pronto  la dejemos de reivindicar.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

“Theta” ya está aquí. ¿Te vienes a la presentación?

Banner-FB-851x315

¡Ya está aquí!

El disco “Theta” de Cantando A Mamá es una realidad. Y feliz estoy de contaros que a partir del 24 de abril podréis adquirir el CD . Para celebrarlo las chicas de Tierra Roja y yo hemos organizado un evento muy especial: La presentación oficial de “Theta”.

Será el viernes 24 de abril a las 18.30h en el centro de acompañamiento maternal Tierra Roja, C/ Gran Vía 69, Ático Derecha – Madrid

Habrá buenísima compañía, disfrutaremos de algunos temas del disco cantados en directo, se hablará del proyecto Cantando A Mamá y el proceso de creación del disco… ¡No os lo podéis perder!

Además lxs asistentes que quieran adquirir uno de los discos, podrán hacerlo ese día en Tierra Roja a un precio especial para la ocasión. Podéis reservar vuestro CD y confirmar vuestra asistencia al evento enviando un correo a info@tierraroja.org

Toda la información sobre la presentación AQUÍ

He transitado un largo e intenso camino hasta llegar aquí. He vibrado en theta desde que mi hija apareció como una sola idea en mi cabeza y lo he seguido haciendo al componer cada canción, al experimentar cada toma de leche, al dormir-no dormir a su lado, al descomponerme en pedazos cuando la veo sufrir, al desternillarme de risa cuando la veo disfrutar…

image

También he vibrado en el proceso de mejorar cada canción de la mano de los músicos, grabando la voz de cada tema en Estudio Sacramento y decidiendo cada minucioso detalle de la presentación final del CD, el formato, la imagen…

Solo tengo palabras de gratitud hacia las personas que han colaborado en la creación de “Theta”: Los músicos Manu Ortega, Daniel Sáiz y Javier Montiel; el diseñador Justo Flores; la fotógrafa Nancy Coste; la ilustradora Sira Montiel… y muy especialmente al bebé Leo Ortega que dentro del útero de su madre nos ha prestado su rítmico latido para uno de los temas del disco; y a mi hija Zoe que con su dulce vocecita ha iluminado dos de las canciones finales.

IMG_2555

Grabando voces

IMG_2560

Último día en Estudio Sacramento

Sin título

Con Daniel Sáiz en Estudio Sacramento

Tras la presentación en Tierra Roja iré comentando por aquí la manera de poder adquirir el CD tanto físico como en formato digital y los puntos de venta.

Desde aquí también quiero agradecer todo el apoyo que he sentido con vuestros comentarios y experiencias maternales. Todas vosotras, mamás, sois también responsables de mi inspiración. ¡Un abrazo enorme!

Si te ha gustado, ¡Comparte!

¿Dónde está el Planeta Parto? ¡Y yo qué sé!

parto

He leído algunos libros que cayeron en mis manos durante mi embarazo y que seguro os suenan y muchxs de vosotrxs habréis leído también. Libros que “estaban de moda” en la red maternal donde me movía, escritos en muchos casos por expertos en ciertas áreas cercanas a la maternidad (ginecólogos, matronas, pediatras…), gurús en la materia en la que vivía inmersa día y noche: Iba a ser madre y necesitaba documentarme.

Seguro que a muchxs os pasa, ya seáis madres o padres primerizos, que de pronto sentís un abismo ante vosotros, “no tengo ni idea de lo que me espera”, “No tengo ni idea de LO QUE SE ESPERA DE MI cuando me convierta en madre/padre”. Y de esto trata este post.

Me centraré más en el papel de la mujer que dentro de poco se convertirá en mujer-madre y no tiene ni idea de lo que significa eso (obvio por otro lado, nunca ha sido madre antes) y se preocupa por “hacerlo bien”. Entonces se lee todo libro sobre parto-maternidad-crianza-lactancia que cae en sus manos, o le recomienda su red maternal, o de pronto se convierte en best seller, o el cual se comenta y recomenta positivamente en redes sociales. Y de pronto comienza a familiarizarse con términos como “puerperio”, “lactancia en tándem” o “planeta parto”. Quiere hacerlo muy bien y visiona “partos orgásmicos” en Youtube y se empieza a dar masajes perineales con aceite esencial X y asiste a alguna sesión de hipnoparto. Además no se pierde su clase semanal de “yoga para embarazadas” y se apunta a un intensivo de canto prenatal porque ha oído que la cavidad vaginal está íntimamente relacionada con la cavidad bucal. Quiere estar preparada, quiere hacerlo muy muy muy bien.

Dejando claro que opino que la información es poder y que yo fui la primera que hizo, si no todo, buena parte de lo que cito arriba, quería añadir que muchas de las expectativas que yo misma me creé sobre mi parto-lactancia-puerperio-crianza dista mucho de lo que luego viví realmente. Y cuando lo viví me sentí en ocasiones juzgada. Juzgada por muchos a mi alrededor pero fundamentalmente juzgada por mí misma y todo lo que había leído-visionado-aprendido en los meses de embarazo. No sé si me explico. Pondré un ejemplo:

El Planeta Parto. ¿Dónde está? ¿Qué es? ¿Me fui mientras parí a mi hija? ¿hubo alguna interferencia durante el mismo para que no pudiera embarcarme en el viaje?….

Y digo yo: ¿qué más da? Parí a mi hija, me dejé llevar, tuve la suerte de decidir dónde parirla y quién me acompañaría en ese momento. Me sentí respetada en mis decisiones. ¡Pues ya está!

Con esto no pretendo dar lecciones a nadie, simplemente quería plasmar que hoy me doy cuenta de que cada mujer es única en el mundo y que no existen fórmulas universales para parir, ni para lactar y mucho menos para criar. Que si Michelle Odent dice que la presencia del padre entorpece el proceso de parto se equivoca, porque en mi caso eso no ocurrió. Que si Thomas Verny y John Kelly dicen que todo lo que nos sucede durante los nueve meses de gestación moldea nuestra personalidad, motivaciones y ambiciones significa que miles de mujeres embarazadas vivirán esta experiencia como un intento imposible de mantener un estado de equilibrio emocional constante (con la ansiedad que provoca eso, por otro lado). Que si Rosa Jové dice que no le gusta la palabra “límite” me niego a sentirme mal si en mi circunstancia personal no quiero borrarla de mi diccionario.

Y como estos, mil ejemplos más. No me arrepiento de haberme documentado, de hecho sigo leyendo sobre maternidad y crianza pero sí me queda un amargor de haberme dejado influenciar en exceso por estos gurús que en su día me señalaron con el dedo y me dijeron: “Yo conozco el secreto para hacerlo muy bien”.

Si te ha gustado, ¡Comparte!

25 de Noviembre: Día Internacional contra la Violencia Obstétrica

1395205_246225158866639_1059126014_n

El mes de Noviembre se caracteriza por los gritos de lucha contra la violencia hacia las mujeres, gritos ahogados en la oscuridad del patriarcado, gritos de indignación e incredulidad de que, todavía a día de hoy, sigamos gritando por lo mismo, hombres y mujeres feministas…

Este tipo de violencia se ejerce sobre mujeres de cualquier país, cultura, religión y escala social. Además de cualquier entorno social o laboral. Lo único que hace falta en escena es la presencia de una mujer a la que humillar, ningunear, marginar, abusar, insultar, asesinar, mutilar, agredir, golpear, silenciar, atacar, aniñar, menospreciar… el momento y el lugar es lo de menos. Da igual que la mujer sea una niña, una adolescente, una mujer madura o una anciana; tampoco importa si es una mujer sana o enferma; ni si quiera hay excepción con las mujeres embarazadas ni con las que están de parto.

Y aquí me detengo porque, aunque evidentemente detesto cualquier tipo de violencia hacia las mujeres, este blog habla de maternidad, y existe una violencia que se ejerce dentro de los paritorios y también en muchos partos domiciliarios (vuelvo a repetir que el lugar es lo de menos siempre y cuando haya una mujer sobre la que ejercer violencia) que atenta directamente sobre las madres: Hablo de la Violencia Obstétrica.

Dos asociaciones argentinas pro parto respetado (Dando a Luz y Maternidad Libertaria) elaboraron una serie de preguntas para identificar fácilmente la Violencia Obstétrica y que las usuarias comenzaran a despertar y apoderarse de sus partos (o pelear contra los que se lo robaron). Aquí os dejo las preguntas:

TEST DE VIOLENCIA OBSTETRICA

Marco Legal: Ley Nacional N°26485, Ley Nacional N°25929

Mientras estabas internada en la clínica u hospital, con contracciones de trabajo de parto,

1. ¿El personal de salud hacía comentarios irónicos, descalificadores o en tono de chiste acerca de tu comportamiento?

2. ¿Te trataron con sobrenombres (gorda) o diminutivos (gordita-mamita-hijita) como si fueras una niña incapaz de comprender los procesos por los cuales estás atravesando?

3. ¿Fuiste criticada por llorar o gritar de dolor, emoción, alegría…, durante el trabajo de parto y/o el parto?

4. ¿Te fue difícil o imposible preguntar o manifestar tus miedos o inquietudes porque no te respondían o lo hacían de mala manera?

5. ¿Se realizaron alguno o varios de los siguientes procedimientos médicos sin pedirte consentimiento o explicarte por qué eran necesarios?

Rasurado de genitales – Enema – Indicación de permanecer acostada todo el tiempo – Rotura artificial de bolsa – Administración de medicación o goteo para «apurar» el parto – Tactos vaginales reiterados y realizados por diferentes personas – Compresión del abdomen en el momento de los pujos – Episiotomía – Cesárea – Raspaje del útero sin anestesia

6. En el momento del parto, ¿te obligaron a permanecer acostada boca arriba aunque manifestaras tu incomodidad en esa posición?

7. ¿Fuiste obligada a quedarte en cama impidiéndote caminar o buscar posiciones según tus necesidades?

8. ¿Se te impidió estar acompañada por alguien de tu confianza?

9. ¿Se te impidió el contacto inmediato con tu hija/o recién nacido antes de que se lo llevara el neonatólogo para control? (acariciarlo, tenerlo en brazos, verle el sexo, hablarle, darle el pecho, etc.)

10. Después del parto, ¿sentiste que no habías estado a la altura de lo que se esperaba de ti (que no habías «colaborado»)?

11. ¿Podrías decir que la experiencia de la atención en el parto te hizo sentir vulnerable, culpable o insegura?

Si la respuesta a cualquier de estas preguntas es sí, fuiste víctima de violencia obstétrica.

———

Este test engloba muchas formas de violencia hacia las mujeres en trabajo de parto y me gusta repasarlo de vez en cuando para recordar que no sólo se trata de violencia cuando la mujer sufre insuperables secuelas físicas tras el parto, o cuando muere su bebé por una mala praxis, o cuando se siente violar por varios estudiantes sometiéndose a innumerables tactos uno detrás de otro… (que por supuesto no hay duda de la brutal violencia ejercida en estos casos). Sino que también existen micromachismos en este ámbito no menos inofensivos hacia la integridad de las mujeres.

Toda esta mierda, hablando claro, hay que pararla y hay que hacerlo ya. Es una pelea constante, una lucha sin final esta de la igualdad entre mujeres y hombres, pero no os vengáis abajo: mujeres; no os confiéis vosotros: víctimas del patriarcado; porque somos muchxs lxs que queremos que la historia cambie y cambiará.

Una de ellas es la matriactivista Jesusa Ricoy que desde su iniciativa The Roses Revolution nos transmite este mensaje:

Sin título

Y así será, mañana 25N, hay todo un movimiento preparado contra la Violencia Obstétrica. ¿Cómo puedes participar? Muy fácil:

rosa

  • Utiliza la imagen de la rosa como foto de perfil en tus canales sociales.
  • Difunde mensajes contra la Violencia Obstétrica en Twitter con los hastag #StopViolenciaObstétrica #StopObstetricViolence 
  • Si tienes un blog, puedes escribir un post (o los que quieras) para concienciar sobre este grave problema y tus ganas de erradicarlo del mapa.
  • Imprime testimonios de mujeres víctimas de Violencia Obstétrica y déjalos a las puertas de las maternidades donde sabes que se ejerce, junto con rosas.
  • Y ¡todo lo que se te ocurra!

 

Cantando A Mamá este año se suma a la campaña, espero que tu también. 

Por el fin de la violencia hacia las mujeres
Porque nacer sea un acto digno
Porque lo partos sean en libertad y respetados

Si te ha gustado, ¡Comparte!